Skip to content

Cuando los maristas la miran a María, siempre la ven como una persona, una persona en relación con Dios Padre, con su Hijo, Jesús y con el Espíritu Santo, así como en relación con la Iglesia y con el mundo contemporáneo.

Stabat Mater
A través de su corazón, está compartiendo la tristeza,
Toda su amarga angustia,
Ahora, por fin, la espada ha pasado.

Que María sea nuestra guía y ejemplo de valor en cuaresma.