Skip to content

Los maristas miran a María como la primera y mejor discípula de Jesús. Como discípula, el foco de su atención estaba lejos de sí misma y siempre en Jesús.

Stabat Mater
Cristo arriba en tormento cuelga, Ella debajo contempla los dolores, de su hijo glorioso moribundo.

Que María sea nuestra guía y ejemplo de valor en cuaresma.