Skip to content

Decir sí a Dios

Toda la vida de María es un ejemplo perfecto de un israelita que escucha la palabra de Dios y responde a esa palabra. Lo escuchamos dramáticamente en nuestro Evangelio. Para poder decir «sí», debe haber estado diciendo «sí» a Dios, toda su vida. Hoy es el cumpleaños de la madre de la Iglesia; el primer y perfecto discípulo, la nueva Eva, la madre de nuestro Salvador. Al practicar el «síes» obediente a la voluntad de Dios cada día, encontraremos lo natural que hay que hacer cuando un gran desafío viene a nuestro camino.

Por favor, únase a los maristas en la celebración de esta fiesta, leyendo una reflexión de las Hermanas de Notre Dame de Chardon, Ohio