Skip to content

Discriminación y persecución religiosa

Oramos por todos aquellos que sufren discriminación y persecución religiosa; que se reconozcan sus propios derechos y dignidad, que se originan en ser hermanos y hermanas en la familia humana.

¿Cómo es posible que muchas minorías religiosas sufran actualmente discriminación o persecución? ¿Cómo podemos permitir que en esta sociedad, que es tan civilizada, haya personas que son perseguidas simplemente porque profesan públicamente su fe? No sólo es inaceptable; es inhumano, es una locura.


La libertad religiosa no se limita a la libertad de culto, es decir, que las personas pueden tener un servicio de adoración en el día prescrito por sus libros sagrados. Más bien, nos hace apreciar a los demás en sus diferencias y reconocerlos como verdaderos hermanos y hermanas.


Como seres humanos, tenemos tantas cosas en común que podemos vivir juntos, acogiendo nuestras diferencias con la alegría de ser hermanos y hermanas.
Y que una pequeña diferencia, o una diferencia sustancial como la religiosa, no oscurezca la gran unidad de ser hermanos y hermanas.


Elijamos el camino de la fraternidad. Porque o somos hermanos y hermanas, o todos perdemos. Oremos para que quienes sufren discriminación y persecución religiosa, encuentren en las sociedades en las que viven los derechos y la dignidad que proviene de ser hermanos y hermanas.

View el Video del Papa de la Intención de Oración de Enero – una iniciativa global para difundir las intenciones mensuales del Santo Padre (Red Mundial de Oración del Papa).