Skip to content

Los maristas aceptan el llamado y el desafío de retratar este rostro misericordioso de Dios y de construir una Iglesia que no se perciba en términos de poder, control o competencia, sino más bien en términos de comunidad, compasión, sencillez y, sobre todo, misericordia.

Stabat Mater
Mientras mi cuerpo aquí se desintegra,
Que mi alma su bondad alaba,
Seguro en el paraíso contigo.

May Mary be Our Guide and Example of Courage in Lent.